domingo, 13 de mayo de 2007

UNA DE ROMANOS

Por obra de la vagancia y de los viajes, he tomado una cómoda decisión (aún no sé si transitoria): poner este blog en manos ajenas. A la propuesta última de Darío acerca del Cuestionario Proust, él mismo añade otra:

"Darío Fernández dijo...
¿Puedo hacer otra propuesta? Tiene que ver con la literatura y el cine. Seguramente todos hemos hablado/leído mucho sobre las adaptaciones de grandes (o no tan grandes) obras literarias, pero me gustaría saber cuáles son en vuestra opinión las cinco películas que menos desmerecen (o mejoran) los libros en que se basan. Yo propongo las mías:

La Colmena (Mario Camus, 1982)
Hamlet (Laurence Olivier, 1948)
Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939)
Marguerite Gautier (George Cukor, 1938)
Una habitación con vistas (James Ivory, 1986)

¿Está alguien de acuerdo? ¿Os animáis también con las cinco peores adaptaciones?
"

Yo estoy recién aterrizada y mis meninges se encuentran aún en otro lugar, pero me permito avanzar algunos títulos, aunque acabe por corregirme -algo por otra parte sumamente posible-:

Entre LAS MEJORES ADAPTACIONES (permitidme mezclar clásicos y no) recuerdo El Gatopardo (Visconti en su salsa para ese libro único y extraño de Lampedusa), Blade Runner (película encantandora, aunque quizá sobrevalorada, a partir de la mediocre ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick), la maravillosa Solaris de Tarkovski (que toma como referente la igualmente maravillosa obra de Lem), Las Horas (buena película sobre la angustia de la creación, con espléndida música de Glass, a partir de una novela de Cunningham que no he leído porque no me inspira atracción alguna), El Silencio de los Corderos (nunca pensó el mediocre Thomas Harris que pudiera alumbrarse algo así a partir de sus subproductos criminales, de los que me mantengo a prudencial distancia), Las Amistades Peligrosas (magnífica, aunque desvirtúe un tanto la estructura de la obra de Laclos), la deslumbrante Old Boy (que es adaptación de un manga)... y creo que ya me pasé de cinco.


Entre LO PEOR DE LO PEOR, sin duda, La Pianista (y mira que Haneke me gusta, pero logra tornar en ridícula la angustiosa novela de Jelinek), la segunda y vergonzante versión de Lolita (con Jeremy Irons destruyendo irreparablemente su carrera de actor), cualquiera de las adaptaciones de las novelas de Marsé (Si te dicen que caí o Últimas tardes con Teresa, por citar sólo dos, porque se cargan directamente las novelas, las convierten en abyectas), cualquiera de las adaptaciones de Reverte (me parece increíble que las novelas de Reverte puedan ser tan sumamente horrendas como transparentan las películas correspondientes, aunque a lo peor... la verdad es que no he leído ninguna de las obras del caballero), cualquiera de las espeluznantes adaptaciones de Poe (porque no se diga que detesto el cine español -ejem-) o de los personajes clásicos de terror (Frankenstein y cía.); El Nombre de la Rosa funciona como película únicamente si no te acuerdas del libro de Eco; El Amante, sin ser una mala película (tiene una bella fotografía y dos protagonistas hermosos que no dejan de restregarse uno contra otro) no logra transmitir la impecable poesía del librito de Duras; en otros casos las novelas son tan malas como las películas y al revés (pienso, verbigracia, en Isabel Allende). En realidad, aquí la lista sería interminable, porque lo más habitual es quse la película funcione mal cuando no goza de un guión original, escrito ex profeso para la cinta.

Bueno, y desde aquí me invito a C.C. Buxter, para que redondee su respuesta, Javier Pérez y Javier Menéndez Llamazares .

Todo es empezar...

7 comentarios:

Javier Menéndez Llamazares dijo...

¡Bienvenida, viajera! Gracias por la invitación, enseguida me pongo a ello.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

En el lado positivo (o sea, adaptaciones que merecen la pena):

-El Halcón Maltés, adaptación de John Huston de la novela de Dashiell Hammet.
Vaya por delante que tengo debilidad por el cine negro, y que a veces me pasa como a Woody Allen en "Sueños de un seductor". Pero es que, si el escritor es de lo mejores novelistas negros, la película es, para mi gusto, la cima del género.
-Dublineses, de Huston sobre un relato de James Joyce. Sí, ya sé que parece no ocurrir nada, pero es una película impactante, al estilo de "Fanny y Alexander".
-La fuente de la edad, de Julio Sánchez Valdés a partir de la novela de Luis Mateo Díez. Pasó sin pena ni gloria, pero el director recrea magistralmente el mundo de postguerra de la novela y el fino humor de una de las mejores obras del siglo XX.

-El Portero, de Gonzalo Suárez, basada en el cuento de Manuel Hidalgo. El cuento no es gran cosa, pero la película tiene un gran encanto para los aficionados al fútbol y a las revoluciones.

-El cartero y Pablo Neruda, de Michael Radford sobre la novela de Skármeta. La novela está bastante bien, pero la película es antológica. Hasta te olvidas de que Philippe Noiret no podría nunca ser Neruda, y Massimo Troisi está inconmensurable. Lástima que el final te rompa el corazón.

-Sostiene Pereira, sobre la novela homónima de Antonio Tabuchi.
Realmente, no sabría decir cuál es mejor, ni quedarme con ninguna. Leí primero el libro y lo releo al menos una vez cada año (en realidad, yo quisiera escribir como Tabuchi, pero no soy capaz). Pero la película es gloriosa, con un postrero Mastroianni que se niega a creer en la resurrección de la carne. Pena de Monteiro Rossi, que no está muy logrado.

-Beltenebros de Pilar Miró, sobre la novela de Antonio Muñoz Molina. Una muestra de que en España también se puede hacer cine negro, y que los grises pueden dar más miedo aún que el KGB.

Y de las que no me gustan... casi mejor no hablo. Ya sabes, si no tienes nada bueno que decir, mejor te quedas calladito.

C.C.Buxter dijo...

Procedamos (y esta vez con derecho de invitación):

- "El tercer hombre", de Carol Reed, respecto de la novela de Greene (aunque creo que éste escribió primero el guión y luego la novela).

- "El sueño eterno", de Howard Hawks, basada en la novela de Chandler. Aunque el argumento es un poco enrevesado y obliga a una recopilación a mitad de la película... también lo era en el libro.

- "Ana Karenina", en una versión muy antigua interpretada por Greta Garbo. El tocho de Tolstoi, la verdad, me aburrió muchísimo.

- "Soldados de Salamina", de David Trueba. Excelente adaptación del gran libro de Cercas. Como aliciente, en la película salen los descendientes de los "amigos del bosque" de Sánchez Mazas.

- "El cartero siempre llama dos veces" y "Perdición", basadas en las obras de James M. Cain.

Hasta ahí las buenas adaptaciones. Entre las malas, así a bote pronto se me ocurren la adaptación infame que hicieron de "El tercer gemelo" de Ken Follet, y "Drácula" de Ford Coppola (¿cómo alguien que dirige "El padrino" y "Apocalypse now" puede hacer esta película?

Javier Pérez dijo...

A mí me ha dado un yuyu cuando me he visto citado como continuador de la historia. Afortunadamente, Ana se ha compadecido y me ha eximido dela tortura, asíq ue os eximo yo de leer mis chorradas sobre cine.

Graciaaaaaaaaas

Javier Menéndez Llamazares dijo...

Buxter, no es por polemizar, pero a mí la adaptación de Trueba de "Soldados..." no me gustó. Me explico: como obra independiente no está mal del todo, pero, al conocer la novela, la pirueta de convertir a Javier en Lola Cercas (y de paso darle el papel de prota a su mujer) hace que la historia resulte rarísima, en especial el affaire lésbico que no aparece en el libro y que está poco trabajado, aparte de no venir a cuento.

C.C.Buxter dijo...

¿No es por polemizar? ¡Pero si la polémica nunca es mala!

A mí la película, como digo, sí que me gustó, pero sí que tienes razón en que es totalmente arbitrario el cambio de sexo del protagonista y la historia de amor subsiguiente...

He ahí el quid de la cuestión: ¿hay que juzgar las adaptaciones cinematográficas autónomamente o teniendo en cuenta el libro original? Espinoso tema. Algo parecido pasa con las "bio-pics" que se valen de la fama del biografiado para luego saltarse a la torera la que fue realmente su vida.

Vilos Cohaagen dijo...

Me decepcionó mucho "El último mohicano" y eso que la película no es tampoco de mis favoritas.

Al contrario la serie de "Yo, Claudio" me pareció cutrísima (debe ser por que no la vi en su momento) y el libro me parece la hostia en prosa.