jueves, 16 de abril de 2009

SERENDIPITY

A continuación les presento dos vídeos que encubren una característica común, que se hallan emparentados por una circunstancia extrañamente similar. Creo que tal coincidencia resulta bastante evidente, pero en todo caso dejo su descubrimiento encomendado a su particular perspicacia.
En el primer caso, se trata de una interpretación de la Sarabande de la Suite número 5 de Bach a cargo del chelista francés Paul Tortelier. En el segundo, se recoge la interpretación de la célebre "Cold Genius" o "Canción del Frío" de la ópera King Arthur de Purcell por el sofisticado y controvertido contratenor alemán Klaus Nomi. Transcribo aquí el texto del aria, cuya autoría es de John Dryden:

What power art thou, who from below
Hast made me rise unwillingly and slow
From beds of everlasting snow?
See'st thou not how stiff and wondrous old
Far unfit to bear the bitter cold,
I can scarcely move or draw my breath?
Let me, let me freeze again to death.

No se me estremezcan demasiado: advierto que ambos vídeos no les dejarán precisamente indiferentes. Hagan constar por aquí sus impresiones y en unos días despejamos la incógnita.




22 comentarios:

Only dijo...

I feel their last breath...

En el caso de Tortelier me duele más que en el de Nomi, al que no conocía. El violoncello siempre delata todo...

Un beso

ana de la robla dijo...

Cierto, queridísima Only... Música estremecedora acompañada por unas imágenes que, una vez vistas, no consigue uno sacarse de la cabeza. Al menos a mí eso me ocurrió cuando las vi por vez primera. En todo caso, si el vídeo de Tortelier es tristísimo, el de Nomi me parece angustioso.
Beso para ti.

Antonio Tello dijo...

Coincidio con Only en que el violencello delata todo, da hondura -tristeza, según Ana- al ritmo ¿canónico? de la angustia que Tortelier fija en cada nota de la suite y que Nomi parece recoger y expresar de un modo desgarrador en el aria.
No sé por qué ahora evoco el beso de Brancusi. Quizás por la necesidad de abrazar y ser abrazado que me ha dejado esta doble audición. Gracias Ana por esta maravilla.

Elvira dijo...

"let me freeze again to death"

Pues sí, parece que la muerte es lo que los une, de alguna manera.

La interpretación del contratenor Klaus Nomi... ¿ha de ser el staccato tan pronunciado? Es que me parece exageradamente cortado, como si le faltase el aliento. ¿Quizás ya estaba enfermo cuando la cantó?

Y Paul Tortelier... hay algo que me sorprende. Yo puedo comprender que con el cuerpo débil o viejo uno no afine tocando un instrumento igual que antes. Pero lo que no cambia, creo yo, es la capacidad de oír las notas desafinadas, y no me parece que él se altere o que note sus propios fallos.

Muchos besos, querida Ana.

Rukaegos dijo...

Creo, Elvira, que Nomi (extravagante personaje, por Tutatis) buscaba exactamente ese efecto, el de dar la impresión de que lo canta no sólo un moribundo, sino alguien extenuado que desea por fin "que su cuerpo se enfríe hasta la muerte". En todo caso, no sé si es la versión que ha colgado Ana (desde aquí no puedo abrir youtube) pero Nomi murió unas pocas semanas después de un recital en Munich en el que cantó el aria y que está o ha estado colgado en la red.

Estremecedoras las dos. Por la sorpresa que supuso su descubrimiento hace un par de semanas, y por lo sorprendente de una interpretación terrorífica, angustiosa, que sin embargo en las grabaciones al uso de King Arthur suele entenderse de manera bufa, con el perdón de Tortelier, me quedo con el tándem Nomi/Purcell.

Sir John More dijo...

Si la de Nomi es, como dice Ana, angustiosa, la interpretación de Tortelier me parece estremecedora, y no sé, casi ni noté la mayor o menor calidad técnica de la interpretación, pero sí la forma en que este hombre sentía en ese momento la música que estaba tocando. Si Bach hubiera podido asistir a esta escena no dudo que se habría sentido realmente comprendido.

Agradecido por el rato inolvidable.

ana de la robla dijo...

Gracias por esa bella evocación, Antonio, tan necesaria, es cierto... Beso para ti.

Querida Elvira: El triunfo de la muerte, sí, como augura el lienzo terrible de Brueghel de la cabecera...
Y sí, intuyes bien: Nomi estaba muy enfermo cuando dio ese recital. De ahí lo específicamemte angustioso de su escenificación, y si además reparamos en la letra del aria purcelliana... imagínate. Pero la interpretación es, aun con sus caídas de aliento, espectacular.
En cuanto a lo que comentas sobre Tortelier, creo que el maestro por fuerza debía de darse cuenta de sus incorrecciones, pero poco podía hacer. Su zarabanda era una dança de la muerte, y como tal, ajena al sentido estético del mundo de los vivos...
Beso luminoso.

sallopilig ref dijo...

No tengo seguridad, pero me atrevo a decir que parece que tienen un "cheque en blanco" para olvidarse de su derredor, y rasgarte hasta el interior.

Lo llamarían "conocimiento cercano"?

Eso sí, gracias a los trabajos (trabajos, subrayado por debajo y por encima) de otros, sus compositores, tiempo atrás...

Saludos (mordido en la piel: voló y llegó el beso... sangra un poco, y sabe dulce). 8()

Ana, a las personas se les reconoce "inevitablemente".

Elvira dijo...

Gracias Ana y Rukaegos por la información.

Estoy de acuerdo con Sir John en "la forma en que este hombre sentía en ese momento la música que estaba tocando". Pero me dió pena, precisamente por eso. ¿O quizás soy yo la que percibe notas desafinadas donde no las hay?

Me han interesado mucho todas las aportaciones.

Muchos besos, Ana

Elvira dijo...

Ay! Ana, no sé qué pasó que no había leído bien el final de tu comentario. Ya me queda claro. Más besos

ana de la robla dijo...

Mi querido Ruka: Ese vídeo de Nomi es de antología. Y, como señalas, la lectura que hace del aria purcelliana es única; el King Arthur es tan especial... Tal vez Nomi aventaja a todos porque hondamente se cree como nadie lo que está cantando... En el caso de Tortelier, es que es sencillamente la muerte la que está tocando el chelo. Besote.

Sir John: No dudo que Bach escuchó esta interpretación de Tortelier desde la misma cripta en que ambos se encontraban... Lo cierto es que los genios, cualquiera de los dos, mueren con las botas puestas... Beso, queridísimo.

ana de la robla dijo...

Mi querido Sallopilig ref: Hay quien, esté donde esté, es reconocible por encima de espacios y tiempos. Otro beso.

leo dijo...

Impresionante. Los dos, pero el de Bach me ha puesto la carne de gallina. Gracias, Ana, por acercarme estos instantes.
Un beso grande.

ana de la robla dijo...

Sí: el moribundo regocijándose en la cripta de su soledad... Un beso, hermosa Leo.

Morgenrot dijo...

Mi querida Ana :

Poco puedo yo aportar al estupendo post y tan buenos comentaristas.

Aquí ya se ha dicho mucho, pero si me lo permiten, me resultaría agradable decir que Nomi me ha llegado totalmente al alma.

Hermoso juego.

Besos fuertes

José Antonio dijo...

es curioso, cuando se observa cualquiera de estos dos vídeos, si nos abstraemos en el primero de la vestimenta, y si en el segundo obviamos la megafonía, podrían ser imágenes con cientos de años.
Lo sencillo de una pieza hueca de madera, con unas cuantas cuerdas, y la presión precisa de los dedos, al compás de un arco, y que todo eso cree arte tan bello..., me conmueve.
Un hombre, un instrumento, y cientos de horas detrás... pero hay más.
Un beso wapa

Bardamu dijo...

Me gustan estos juegos, aunque reconozco mi falta de perspicacia. Me quedo con el viloncello: afinar más o menos no es para tanto (o mi oido no es tan bueno) si te cautiva desde el principio. Es más, le da emoción, sentimiento. El cantante me pone un poco nervioso y su atuendo (aunque el toque Bowie tiene un punto) me saca un poco de la escena...
Un saludo para tí y para todos los comentaristas: lo que se aprende

ana de la robla dijo...

Mi Morgenrot:
Gracias por pasearte por mi casa. Me alegra que te haya satisfecho la propuesta. Nomi, en efecto, toca el alma: es el cisne cantando su último aliento. Tortelier, en cambio, interpreta su zarabanda para Caronte, subido ya en su barca...
Beso, queridísima.

Querido José Antonio:
El tiempo es una entelequia, sí, un soplo que empolva la superficie, pero que no llega a mancillar el corazón de las cosas... Besote.

Bardamu:
Has dado en el clavo con el vínculo Nomi-Bowie: fueron íntimos amigos, y de hecho Bowie, que admiraba el quehacer de Nomi, promovió el primer disco de éste (donde ya aparece la Cold Song del vídeo). Klaus Nomi era un extraterrestre que no sólo cultivó exprofeso esa peculiar imagen, sino que además la vivió intensa y comprometidamente. Todo un personaje. En cuanto al chelo de Tortelier... un testimonio irrepetible, a pesar de los errores, los roces, etc.
Encantada de leerte por aquí. Siempre un beso.

Cristian dijo...

Hola Ana,

Soy casi una fantasma que asoma de la nada y mira que entrada vine a elegir para hacerlo. Espero sepas disculpar la ausencia de estos meses. Me dejó de piedra la primera interpretación.

Besos

ana de la robla dijo...

Mi querido Cristian: Nunca importa la ausencia si hay regreso. Sí, Tortelier, el ángel de la muerte... Beso con la dulzura del agua en movimiento.

Anónimo dijo...

Es así, Musa de la Robla, recuerdo bien como se resistía el condenado a soltar el arco. Lo confundía con su alma. Nos vemos p(r)onto.

Caronte

ana de la robla dijo...

Estimado Caronte: Si no le importa, espero que nos veamos más bien tarde que pronto ;)) Un abrazo.