martes, 5 de enero de 2010

APUNTES DE LECTURA (I)

Hans Castorp, el protagonista de La Montaña Mágica, descubre en el cadáver de su primo, Joachim Ziemssen, una sonrisa. Después de invertir siete años de su vida en el sanatorio Berghof -siete años que comenzaron como una breve estancia de apenas tres semanas-, Castorp se lleva tan sólo en su maleta esa sonrisa helada. Como un salvoconducto o un billete de tren hacia el vacío, la sonrisa de Ziemssen es una suerte de amuleto, un acto hereje, una victoria como la de la bruja cuyo cuerpo inocente es devuelto inerte por las aguas. También es un trazo insomne de caligrafía, un reto, un surco cuya herida no restañan ni los copos de la nieve en la mudez de su caída.

22 comentarios:

Paulus de Best dijo...

A ratos no sé de qué me hablas, pero igual, me gusta oirte... Venga, sigue.

abrazos boreales

Elvira dijo...

Hola Ana: estoy llegando al final de La Montaña Mágica. Ha sido mi lectura "de fondo" de los últimos meses (sí, has leído bien). A la vez leía otras cosas más ligeras. Es un libro que me gusta en pequeñas dosis, si me doy un atracón no lo digiero bien.

Me sorprendió lo de la sonrisa de Joachim. A ver las últimas 100 páginas del libro...

¡Feliz día de reyes! Besos

ana de la robla dijo...

Paulus: A falta de otras, puede ser grata la ebriedad de las palabras. Estos apuntes no son más que notas fugaces a pie de página, fruto de un espejismo o del insomnio... pero me gusta que te gusten.
Un beso y un abrazo que te abriguen.

***

Elvira: La Montaña es un libro reposado, y como tal debe ser leído. Yo recuerdo que la primera vez que me acerqué a él era una adolescente -tal vez 15 años- y lo leí en tres días, sin apenas descansos. Mann para mí siempre ha sido autor de inmersión absoluita; me pasó tambien con Los Buddenbrook, con Muerte en Venecia... Con los años te das cuenta de que esas barbaridades deben enmendarse o, al menos matizarse, y a veces vuelvo a esa novela, que para mí tiene pasajes y personajes hechizantes.
Espero que la disfrutes tanto como yo, y que de algún modo te acompañe muchos años.
Besos, bella.

Escéptico dijo...

Yo, que reconozco que a veces soy muy frívolo y heterodoxo en la selección de mis lecturas habituales, confieso que los clásicos (un cajón enorme de nombres y títulos) forman parte, también, de mis lecturas reposadas.
Abrazos de epifanías.

Paulus de Best dijo...

No se me enrolle, dotora y venga la parte dos. ;o))

ana de la robla dijo...

Escéptico: Abrazo de reina.

***

Paulus: Oído cocina ;)

Nuncio Tamallangos dijo...

Tu post me recuerda la cuenta pendiente que tengo con Mann. Son tantas...

Me encantó la reflexión.

Besos

ana de la robla dijo...

Nunca es tarde para saldar las cuentas literarias. Un beso letrado, mi querido Nuncio.

Elvira dijo...

¡Ya he terminado La Montaña Mágica! Me quedaban menos páginas de lo que creía. Hay fragmentos que releeré, seguro. Me gustó más Los Buddenbrook, la leí hace un año y medio. Y vi la película Muerte en Venecia de Visconti, pero no he leído la novela.

Creo que voy a seguir con "A room of one's own", de Virginia Woolf.

Besos mágicos hoy

ana de la robla dijo...

Y sin embargo, volverás a La Montaña Mágica, y no a Los Buddenbrook... En cuanto a la película de Visconti, no es ese su mejor título, aunque merece la pena verlo. Acércate a la novela.
El librito de Virginia debe leerse con los ojos de aquel tiempo. Hoy puede resultar un poco naïve, aunque sin duda la afortunada imagen de la propia habitación resiste perfetamente el paso de los años.
Beso grande para ti, bella amiga.

Paulus de Best dijo...

Mucho clásico, mucho clásico... ¿y a los noveles quién nos lee? ¿Qué esperan, que casquemos y no podamos dar entrevistas?

ana de la robla dijo...

Lo que tienes que hacer si quieres ser famoso es amañar algún concurso literario y hacer la rosca a unos cuantos jerifaltes. ¿O acaso pretendes que te entrevistemos por tu cara guapa y buenos textos? Si es que los hay que no aprenden... ;)

Paulus de Best dijo...

No hablo de ser famoso, sino inmortal. Famoso lo es hasta una tal Fresita y al parecer, sin necesidad ni de desnudarse, imagínate lo fácil que debe de ser... Bastaría con entrar a un supermercado con una recortada... vendería así hasta las servilletas en que hago garabatos a la hora del café.

Además, si supiera hacerle la rosca a un jerifalte, me habría casado con la hija de un editor que yo me sé, a quien le gustaban los canallas galantes que bailan agarrao y arrastran las erres y a quien por entonces le faltaba un marinerito en el Catrículum vitæ... Nada, mejor así. El día en que llamen los de la Vanguardia, sabré que ha llegado el momento de subir la prima del seguro, aprovechar para montar en globo, hacer acopio de tabaco y esperar a que pase a recogerme el taxi de Caronte.

Jo... me aburro, no puedo dormir y estoy sin devochka hasta mañana por la tarde... Esperemos que la wifi del vecino aguante todavía un rato...

Un abrazo boreal y gracias por la paciencia.

SSSQBSM, (respetuosamente, por supuesto)
Paulus.

ana de la robla dijo...

Querido insomne: Lo del Catrículum hay que vigilarlo mucho; no me extraña que te negaras a las asechanzas de la hija del editor: quien no cuida lo que pasa en sus sábanas acaba asfixiado por ellas. Ahora estarías escribiendo basurilla y haciendo bolos a tutiplén y partipando en tertulias de literhartura y otras hierbas de consumo legal. Y cumpliendo por las noches con la interfecta, claro, en un ático monísimo en bcn.
La verdad es que es más tranquilo mangarle la wifi al vecino. Eso sí, ya que no pagas el internés, guarda un óbolo para Caronte, que es un tipo legal.
Recibo su besamanos de usted y le transmito otro E.P.M.

Paulus de Best dijo...

¿Obolo? ¡No me jeringues! ¿No sabrás si acepta visa?

(nec quaeram quid epm porsiaca est, sed googlabo...)

ana de la robla dijo...

Visa no creo, pero óbolos en B seguro.
Porsiaca... epm est in manu propria.
Basium.

Paulus de Best dijo...

Menos mal... dudaba de si era En Plenos Morros o Entre Poco y Mal.

No bese manos masculinas si no llevan anillo cardenalicio, que hace feo, ande.

Cave canem.
P-)

ana de la robla dijo...

Usted se lo pierde.
A otro perro con ese hueso... ;)

matlop dijo...

estas radiante Ana como la magia indecible que está haciendo mutar el vivir este mundo!!!


eso fue lo primero que me reflejo la foto de tu perfil.


besos sin limites y feliz 2010!

Mat

ana de la robla dijo...

Mágico 2010 para ti, querido amigo. Que no te falten proyectos blancos y sorprendentes en este nuevo año. Beso de celebración.

Morgenrot dijo...

Cuánto puede decir una sonrisa helada...

Encantador post, Ana.

ana de la robla dijo...

Gracias, bella. Beso desde el refugio.