domingo, 8 de abril de 2007

UN MEME

Debo agradecer a un amigo bloguero, Javier Menéndez Llamazares, que me haya impulsado a abrir este nuevo blog. Hasta ahora tenía otros para cosas supuestamente serias, pero lo enjundioso del día a día no aparecía por ningún sitio. Así que este "Hablemos de Victorias" se lo dedico a él.
Javier me ha invitado a un juego a triple banda. La cosa va de preguntas, cinco en concreto, que debemos responder, bien justificadas, tres blogueros:

Un libro que no pudiste terminar de leer
Una película que te aburrió
Una canción (o grupo) que detestas
Un anuncio que te convenció para no comprar el producto
Un personaje público al que muchos admiran y que tú no consigues entender por qué

La idea es que los tres incluyamos el juego en nuestra bitácora, para seguir las evoluciones del gusano, y que podamos comparar nuestras fobias abiertamente, al tiempo que invitemos a otros tres a sumarse al balbuceo. Aquí incluyo el enlace al post de Javier. Y aquí van mis respuestas. Al que le apetezca participar, que no se prive. De todos modos, invito personalmente a mis amigos Regino Mateo, Asfoso y Javier Pérez .


Un libro que no pudiste terminar de leer
"El arco iris de gravedad", de Pynchon. Como es autor ensalzado por doquier, y no había leído nada suyo, pensé que lo mejor era meterme dosis doble. "El arco..." era el libro más gordo del autor, y con él cargué vía Internet (Casa del Libro). En cuanto lo vi me horrorizó, y hojearlo me convenció de que no estábamos hechos el uno para el otro. Lo devolví a los pocos días, consciente de mi error, pero tardaron en reintegrarme el dinero casi dos meses... y el tocho no era precisamente baratito.

Una película que te aburrió
"Hoy empieza todo", de Tavernier. Logré convencer a un no cinéfilo de que fuera a verla conmigo; aún recuerdo sus bostezos (prefiero no pensar en sus íntimas maldiciones). Aunque Tavernier no está entre mis favoritos del cine francés, he visto cosas suyas bastante más interesantes. Pero este "Hoy empieza todo" llegó a parecerse a "Esto no termina nunca". Una de las dos únicas veces que me he salido del cine; la otra fue con ese bluff llamado "Amelie".

Una canción (o grupo) que detestas
Hay un solista que detesto realmente: Melendi. No sé muy bien qué me resulta más deleznable, si su nombre, su aspecto o su ¿música? En cuanto a grupos, "Estopa" es de lo más infecto que ha producido España en las últimas diez o doce décadas. Y esas horribles letras llenas de palancas de cambio, cadenas de montaje y coches cutres...

Un anuncio que te convenció para no comprar el producto
El de Ronaldinho y el desodorante. ¿Alguien lo entiende?

Un personaje público al que muchos admiran y que tú no consigues entender por qué
Iker Jiménez (es broooma). No sé... para mí nadie es admirable salvo Bach, Cervantes y algún otro como estos, o sea que nunca entenderé por qué se admira a nadie que esté vivo, y menos aún que esté vivo en el siglo XXI. De buen grado hubiera dicho Al Gore, pero se me han adelantado.

Un abrazo para todos.

10 comentarios:

ASFOSO dijo...

En este momento estoy de viaje, por tanto voy con prisa, agradezco tu mención en el nuevo blog y te deseo lo mejor para él y, por supuesto, para tí.

Rukaegos dijo...

Qué tal, mi diablesa vestida de Escada.

Me parece fatal que me hagas llegar este tipo de invitaciones, porque sabes que soy incapaz de decirte que no y encima vas a obligarme a eso tan agotador que llamamos "pensar". Sniff.

En cualquier caso, me parece una propuesta divertida e interesante, así que paso a contestarla aquí (creo que eso es lo que propones) y luego lanzo el guante en mi santander posible, con tres invitaciones particulares.

Durante mucho tiempo fui de los que se autoflagelaban pensando que los libros había que terminarlos. Así que me quedé con las ganas de dejar alguno a medias pero por una especie de superstición, no me atreví. Creo que el honor de haber sido el primero en no llegar a The End fue "Doctor Zhivago", de Pasternak. Siempre me han saturado un poco los eternos libros rusos, pero éste se me atragantó más allá de lo razonable. "La carne de René", de Virgilio Piñera, me ha venido a la memoria como un caso extraño. De hecho creo que era un libro estupendo, porque pretendía removerte los intestinos y lo conseguía. A partir del tercer o cuarto capítulo, me encontraba tan incómodo leyendo esta especie de himno al masoquismo desarrollado en una especie de secta cubana, que no sólo no pude seguir leyendo sino que directamente lo tiré a una papelera para apartarlo de mí. El caso más reciente, una de esas tramas de intriga histórica a la moda que, por estar en una buena editorial (Salamandra) y cierto cuidado en la presentación más un par de excelentes críticas consiguió engañarme: se llama "Imprimatur", de dos italianos que no me da la gana de recordar, y es el primero de no sé cuántos tomos. Llegué a la página 50. Tampoco pude terminar "El Código da Vinci" y sólo por cabezonería, y porque se centra en la iglesia más hermosa que vieran los siglos, terminé un libro tan plastazo y vacío como "La catedral del mar".

Una película que me aburrió ... Muchas. Esa misma que apuntas tú, la de "Hoy empieza todo" me pareció un coñazo absoluto, vacía, pesada, gris ... Pero no consiguió, como ese bluff de Tom Hanks llamado "Náufrago", que me hizo roncar en las añoradas comodísimas butacas del Capitol (lo de los ronquidos es realismo puro). Me salí del cine con "El fantasma de la ópera". Me pareció pretenciosa, cursi, recargada, y las versiones al castellano de las canciones dobladas tan ridículas que al tercer ataque de risa floja y ante tamaña sucesión de despropósitos, me fui.

Grupo detestable. Vuelvo a coincidir contigo en Melendi. Jamás entenderé por qué esas letras inconexas, agramaticales y carentes de todo sentido le han hecho ser considerado como un cantante "profundo". Pero creo que todavía odio más a Jarabe de Palo o a Café Quijano. Si queréis ponerme un día de mal humor, cualquiera de las canciones del uno o de los otros, repetitivas, idénticas a sí mismas, vacías y, una vez más pretenciosas, basta para que comience a gruñir. Bustamante, Bisbal, Paulina Rubio, Javier Álvarez, Niña Pastori, Camela o Juan Carlos Gago podrían estar también en la lista.

En los anuncios no lo tengo tan claro. Supongo que no los presto mucha atención, pero ... ¿qué os parece desterrar a una isla desierta a los dos payasos de Micolor y al mayordomo calzonazos de Don Limpio? La ejecutiva que se tira sobre la mesa de reuniones con Pronto estaría bien acompañándolas. Y que no se me olvide: no soporto los anuncios machistas pero ¿eso nos obliga a soportar a los hombres los de "enhorabuena chicos, por fin podéis hacer dos cosas a la vez" o el de voy a cambiar a mi marido porque es tan tonto que no sabe usar los electrodomésticos ... creo que Balay. Prometo no comprarlos nunca.

En cuanto a personajes públicos, soy poco mitómano, así que también tengo cierta tendencia a no admirar / idolatrar a personajes vivos. No soporto a ninguno de los del famoseo de tres al cuarto, pero no tengo claro que las legiones que les persiguen en busca de foto o autógrafo les admiren. Pero sí son adorados por cierta gente algunos de esos periodistas iluminados que pueblan la actualidad. Y a mí me parecen dictadores con media neurona y un ego estupendo que les hace creerse oráculo de los dioses y omnisapientes. Puagh. Imagino que os los estaréis imaginando, pero allá van dos nacionales y uno local: Federico Jiménez Losantos, César Vidal y Walter García. Creo que no soportaría ni tomar café en un local en el que estuvieran ellos.

C.C.Buxter dijo...

Vamos a ver:

1.- "Hormigas", de Bernard Werber. Ni siquiera sé cómo me dejé convencer para empezar a leerlo: las hormigas quieren conquistar el mundo, o algo así. Recuerdo que, además, cuando lo leía estaba malo, con la nariz tapoda y totalmente desaparecido mi sentido del gusto, así que asocio siempre al libro con esta sensación. Otro con el que no pude fue "Cumbres borrascosas": mucho mejor la película de Wyler.

2.- "El árbol de los zuecos", de Ermano Olmi. Ideal para insomnes como yo.

3.- Ska-P y demás grupos "alternativos". En general, esos grupos que, aunque están en contra de todas las leyes y sistemas, luego piden celosamente que se respete la propiedad intelectual de sus discos...

4.- No suelo fijarme en los anuncios, pero los que La Sexta hizo para publicitar el Barça-Madrid casi hacen que viese el partido por la radio. He dicho casi.

5.- Matías Prats. Antes era comprensible, pero viendo sus ¿informativos? en Antena 3 ha perdido toda la credibilidad que tuviera antes.

Petrarca dijo...

Un libro que no pudiste terminar de leer:

La Divina Comedia la he empezado unas cinco veces desde que tenía 12 años. Siempre me rindo pensando que me hacen falta más conocimientos para entenderla y no sé si ya habrá llegado el momento. Lo intentaré un día de estos.

Una película que te aburrió:

La delgada línea roja. Fui a verla poseído por el espíritu de Salvar al soldado Ryan y las tres horas que dura se me hicieron insoportables.

Una canción (o grupo) que detestas:

Maná. Toda su música es como un Bloody Sunday continuo que me incita al suicidio.


Un anuncio que te convenció para no comprar el producto:

Cualquiera de colonias para hombre. Me parecen estúpidos. Nunca he dejado de usar Nenuco.

Un personaje público al que muchos admiran y que tú no consigues entender por qué:

Gila nunca me hizo demasiada gracia, ni antes ni después de morirse.

ASFOSO dijo...

Prefiero hablar siempre en positivo (puede ser otra opción futura), me hubiera gustado más que en negativo, no obstante me parece un juego apasionante y una manera de conocernos un poquito más. Gracias Ana por invitarme a participar. Lo incluiré en mi blog y ya lo iremos revisando.


Un libro que no pudiste terminar de leer.
Tan solo ha habido dos, uno de ellos “Mea Cuba” de Cabrera Infante, una compilación de artículos periodísticos y ensayos de corte político sobre la tiranía de su país. Cuando has leído diez ya todo lo demás es igual, la misma verticalidad en todos ellos, la misma denuncia.
El otro es “La Cruz de San Andrés” de Camilo José Cela.

Una película que te aburrió.
“Primer”, premio a la mejor película de Sundance 2004. Me apunto al club de los que la califican como "muy mala", me pareció insufrible, mirando el reloj cada 10 minutos y encima en castellano. Mal guión, mala dirección y peor fotografía. Sin duda es una de las peores películas que he visto, tan solo equiparable, para mí, a La Casa de los Babys y ese que van a la playa en verano de Eric Rhomer.

Una canción (o grupo) que detestas.
Todo lo comercial. Cualquier grupo o canción que esté en el Top Ten de Cadena Dial, por ejemplo. No hago distinciones: todos.

Un anuncio que te convenció para no comprar el producto.
Creo que se trata de un anuncio de BMW, actual, que no tiene nada que ver con el vehiculo.

Un personaje público al que muchos admiran y que tú no consigues entender por qué. Cualquier político español que esté en el candelabro. Me decepcionó especialmente Jorge Semprúm cuando fue Ministro de Cultura. Tenía depositada muchas ilusiones en él, pero como tantos políticos me defraudó enormemente. Lástima.

NoSurrender dijo...

Vaya, la vida es extraña y hay para todos.

A mí "Hoy empieza todo" me emocionó profundamente. Me cogió en el momento exacto de mi vida. Exacto.

un saludo.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Nosurrender: Creo que eso ocurre con cualquier manifestación artística, y muy especialmente con el cine. A mí también me ha ocurrido que he visto una película varias veces, y en cada una de ellas he obtenido una sensación distinta. De todos modos, me temo que "Hoy empieza todo" no volvería a verla... Saludos para ti, y bienvenido.

Ryo dijo...

Deberías (en lo tocante a Pynchon) haber empezado por "V.", o "La subasta del lote 49". Son más asequibles y reflejan el modo que tiene este hombre de escribir. "El arco iris..." es una obra demasiado honda y obscena, pero si eso asusta...

ANA DE LA ROBLA dijo...

No, si asustar no me asustó. Faltaría más. Y probablemente he leído cosas más obscenas y más hondas. Simplemente me pareció... bostezante y un pelo pretencioso. En todo caso, gracias por tu sugerencia. Saludos.

Darío Fernández dijo...

Yo es que soy demasiado clásico y convencional, así que, aunque no nos conozcamos, propongo otro cuestionario mucho más middle of the road. Con perdón de Don Marcel y por si alguien se anima, aquí va la lista:

1. Los principales rasgos de mi carácter

2. La cualidad que deseo en un hombre

3. La cualidad que deseo en una mujer

4. Lo que más aprecio de mis amigos

5. Mi principal defecto

6. Mi ocupación favorita

7. Mi sueño de felicidad

8. Lo que para mi sería la mayor desgracia

9. Quién me gustaría ser

10. Dónde me gustaría vivir

11. Mi color preferido

12. La flor que más me gusta

13. Mi ave favorita

14. Mis autores preferidos

15. Mis poetas favoritos

16. Mis héroes de ficción

17. Mis heroínas de ficción

18. Mis compositores preferidos

19. Mis artistas favoritos

20. Mis héroes en la vida real

21. Mis heroínas históricas

22. Los nombres que más me gustan

23. Lo que más odio

24. Los personajes históricos que menos me gustan

25. La campaña militar que más me gusta

26. La reforma que más aprecio

27. El don de la naturaleza que me gustaría tener

28. Cómo me gustaría morir

29. El estado actual de mi alma

30. Las faltas que puedo soportar

31. Mi lema